www.appdelibros.com

El eterno debate

¿Por qué es mejor un eBook que un libro tradicional?

martes 05 de mayo de 2015, 09:57h
El libro electrónico se va imponiendo poco a poco al impreso. Sin embargo, sus ingresos aún no han logrado superar a sus homólogos tradicionales, pese a su posición de predominio sobre el mercado gracias a sus grandes ventajas.
¿Por qué es mejor un eBook que un libro tradicional?

Los libros analógicos siguen presentes en el mercado editorial, tanto es así que existen movimientos para que no cese su producción frente a los electrónicos.

El hecho de no tener que acercarse hasta una librería o ir a una biblioteca a por un ejemplar rompe el primer contacto entre el libro y su lector. A pesar de que la búsqueda ha podido resultar igual de intensa, se considera que ha empleado menos esfuerzo y ha dilucidado menos la persona que lo pide vía internet que aquel que se ha molestado en comparar varios libros para escoger el que finalmente va a leer.

Tampoco se nos puede pasar el hecho de que el libro digital no ocupa más lugar que un tamaño irrisorio dentro de nuestros dispositivos. El no poder verlo, tocarlo, hace que el lector tradicional eche mano de los ejemplares antiguos y no de los nuevos.

Pese a esto, debemos de tener bien claras las ventajas que soportan los libros electrónicos frente a los impresos. En una sociedad tan convulsa como la actual, el hecho de ahorrarnos tiempo en ir a comprar nuestro ejemplar supone un beneficio ineludible que, de no ser posible a través del libro electrónico, muchos de los lectores poco habituales habrían abandonado el hábito hacia otros derroteros audiovisuales.

Si a esto le sumamos que la mayor parte de los clásicos se pueden obtener de forma gratuita, no nos queda otra que aceptar que los electrónicos superan en este aspecto a los impresos.

El hecho de poder almacenar varios eBooks en un único dispositivo nos ayuda a no acumular pilas de libros en formato físico, algo que a la larga también agradecerán los más pequeños y sus cargadas espaldas.

Que los libros electrónicos nos permitan subrayar pasajes, añadir notas, o acceder a información adicional, tanto textual como visual, no hace sino incrementar la ventaja de los eBooks con respecto a los libros tradicionales.

A pesar de esta razón física, lo cierto es que la lectura, salvo casos excepcionales, es un proceso lento. Por lo que hay muchas veces que el propio eReader conlleva más peso que el ejemplar de bolsillo en cuestión.

Según vamos avanzando en el libro, nuestro cerebro reconoce por el grosor del mismo lo que le queda por leer. Sin embargo, en el libro digital no tenemos sensación de final, por lo que nos cuesta más afrontar la lectura que en el tradicional.

Un estudio de la consultora británica Mintel considera que, pese a esto, nuestro cerebro se termina acostumbrando a los cambios, aunque la mayoría de los lectores de ebooks reconoce que también lee libros en papel, siendo determinante el precio, y no el formato, tal y como apunta la investigación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios