www.appdelibros.com

Este padecimiento sólo puede prevenirse haciendo descansos

La fatiga visual alcanza al 75% de los usuarios de dispositivos electrónicos

martes 28 de abril de 2015, 13:53h
El creciente uso de tabletas, libros electrónicos o smartphone ha llevado al Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de la Región de Murcia (COORM) a alertar a los lectores de las consecuencias nocivas del uso de estos dispositivos.

Los patrones de lectura están cambiando de manera radical y, aunque la lectura electrónica ofrece grandes facilidades frente a la tradicional, el cansancio ocular se agrava con el uso de pantallas electrónicas.

La presidenta del COORM, Ana Belén Almaida, advierte que “si dedicamos muchas horas a una lectura intensiva nuestros ojos se pueden resentir, pero más aún si utilizamos dispositivos como e-books, tabletas, iPhone o el ordenador, ya que estos suelen situarse a distancias más alejadas de los ojos que los libros".

El Síndrome de Fatiga Visual ya hace mella al 75% de los usuarios del tradicional ordenador y sus síntomas son: molestias oculares, pesadez de ojos, picores, quemazón, necesidad de frotarse los párpados, somnolencia, escozor ocular y aumento del parpadeo; así como trastornos visuales tales como dificultad al percibir los caracteres en las pantallas, visión borrosa al mirar de lejos y diplopía o visión doble. Sin embargo, esta dolencia incluye síntomas extraoculares como cefaleas, vértigos y sensaciones de desasosiego y ansiedad, además de molestias en la nuca y la columna vertebral.

Causas de la fatiga visual

La causa más inmediata es mantener la mirada fija en fuentes de luz directa, tales como los ordenadores, las tabletas o los teléfonos inteligentes, pues la luz que desprenden es similar entre sí.

En el otro lado de la balanza se encuentran los eBook, que al utilizar tinta electrónica no forzamos a la vista a mirar hacia un punto de luz concreto. Sin embargo, el nivel de luz ambiental resulta fundamental para no forzar la visión.

Si debemos estar frente a una pantalla durante un largo periodo de tiempo, ya tenga o no retroiluminación, es imprescindible hacer descansos cada veinte minutos o media hora si queremos evitar que los síntomas comentados anteriormente hagan acto de presencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios