www.appdelibros.com

Un ejemplo de superación y, sobre todo, de sinceridad

Apenas sabe leer, pero ha escrito cinco libros

Apenas sabe leer, pero ha escrito cinco libros

Por Rafael Morán Bernaldo de Quirós
x
rafaelbernaldodequiroscom/6/6/23
www.rafabernaldodequiros.com
viernes 29 de abril de 2016, 14:16h
Manoli Carvajal no ha sufrido más que otras personas a las que la vida les ha ido poniendo obstáculos. En cambio, nuestra protagonista tiene un don especial para comunicarse, aunque reconoce que apenas sabe leer.

Resignada, confiesa que “toda mi vida he sido una desgraciada”. El desamor, y un hijo con una terrible adicción le han llevado a entender el desahogo y la charla como una forma de expiación.

El arte ha sido su tabla de salvación. De hecho, esto le ha permitido encarar la vida de otra manera, pues su espíritu inquieto no le deja quedarse parada “viendo la vida pasar”. Manoli es pintora, aunque también se considera bordadora, modista e incluso escritora. También es bisabuela, de hecho es “de lo que me siento más orgullosa”.

A pesar de su educación, que ella misma califica de “testimonial”, esto no le ha sido impedimento para lanzar hasta cuatro libros de poesía y uno de cuentos. Le echa la culpa a un psicólogo, que le pidió que escribiese para empezarse a sentir mejor.

Nos quedamos con la característica más extrapolable de sus obras: la dureza. Un acero que convierte en sinceridad, algo que podemos comprobar en las siguientes líneas publicadas en su debut, “Parida por penas”, en el año 2000: “No lloréis, hijas,/ el día que yo me muera;/que después de descansar/ tengo que ir a la Gloria./ Allí no voy a sufrir/ con tu hermano a la vera mía/ y verlo sin consumir droga/ esa es mi mayor alegría./ Si esto fuera verdad, quisiera morir/ el mismo día/ y si yo muriera con él/ ¡qué a gusto yo moriría!/ Dame, Dios, ese placer,/ que no me has dado ninguno/ en la vida,/solo sufrir y padecer/ por culpa de la heroína”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios