www.appdelibros.com

El problema de los estudiantes "es que no leen"

Los libros electrónicos acaban con las excusas de los alumnos

Los libros electrónicos acaban con las excusas de los alumnos

Por Rafael Morán Bernaldo de Quirós
x
rafaelbernaldodequiroscom/6/6/23
www.rafabernaldodequiros.com
lunes 05 de octubre de 2015, 17:09h
Los profesores están de enhorabuena. La era digital no sólo les ha dado más facilidades con las que poder impartir sus lecciones, también una poderosa herramienta con la que controlar a sus alumnos.

Si eres estudiante y tu profesor ya ha dejado de preguntar en clase quién ha leído la bibliografía o el texto que envió en la última clase deberías preocuparte. Los libros de texto digitales se han convertido en el mejor amigo de los docentes, ya que pueden extraerse datos como cuánto tiempo ha llevado una lectura o cualquier otro tipo de hábitos de estudio.

Pese a que siempre han existido aquellos estudiantes que con un “vistazo rápido” ya se sabían la lección, un estudio demuestra todo lo contrario, ya que, cuanto más tiempo dedican los alumnos universitarios a leer sus libros de texto, más altas son sus calificaciones, como era de esperar.

Esta investigación, llevada a cabo en la Universidad de Texas A&M, analizó los hábitos de estudio de un total de 236 alumnos que utilizaban libros de texto digitales.

El informe en el que se muestran los resultados señala que el problema es que los estudiantes no leen. De hecho, la media no alcanza las tres horas por semestre: “No es que los estudiantes tengan un exceso de trabajo o se les exija leer una cantidad demencial de material. Las lecturas eran adecuadas para un alumno universitario”, comenta Reynol Junco, profesor de la Universidad del Estado de Iowa.

Gracias a CourseSmart, la empresa que creó los libros de texto digitales que se utilizaron en el estudio, los profesores pueden acceder a parámetros que incluyen tanto el tiempo de lectura como la lectura activa.

El índice también sabe si uno se quedó dormido con el libro abierto, lo que puede ayudar a predecir el rendimiento académico e identifica a los estudiantes en peligro de perder el curso.

El estudio también reveló que “la mayoría de los estudiantes no resaltaban ni tomaban notas ni utilizaban marcadores en sus libros de texto digitales”, y es que conocer los hábitos de estudio pero la práctica ofrece una ventaja más que evidente, dice Junco, aunque pueda suponer un conflicto con los propios alumnos, al sentirse observados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios